Saltar al contenido

Disco Duro SSD

La Guía definitiva del Disco Duro SSD


Añadir un Disco Duro SSD a tu ordenador es simplemente la mejor actualización que puedes realizar, capaz de acelerar tu ordenador de formas que no creías posibles. Pero como con cualquier tecnología nueva, hay mucho que aprender. Aquí encontrarás todo lo que debe saber sobre los Discos Duro SSD, por si estas interesado en actualizar tu ordenador o si simplemente desea conocer los detalles de este hardware.

¿Qué es un Disco Duro SSD?

Una unidad de Disco Duro SSD es un dispositivo de almacenamiento de datos para tu ordenador. En el uso diario, proporciona la misma funcionalidad que una unidad de disco duro tradicional (HDD), el estándar para el almacenamiento de ordenadores durante muchos años. De hecho, ni siquiera sabría si está utilizando una unidad SSD o HDD si no fuera por las diferencias en su funcionamiento. Los discos duros almacenan sus datos en discos metálicos giratorios, y cuando tu ordenador quiere acceder a algunos de esos datos, un pequeño componente parecido a una aguja (llamado “cabezal”) se mueve a la posición de los datos y se los proporciona al ordenador.

La escritura de datos en un disco duro funciona de forma similar, donde las piezas se mueven constantemente. Los SSDs, por otro lado, no se mueven en absoluto. Almacenan sus datos en bloques. Cuando el ordenador quiere algunos de esos datos, el SSD sólo dice “ok, aquí está”. Esta es una explicación simplificada, por supuesto, pero puede que haya notado que el proceso de los SSD parece un poco más directo y eficiente. Lo es, y la velocidad es la principal ventaja de una SSD sobre una HDD tradicional. Esto convierte a las unidades SSD en la mejor actualización para tu equipo si está buscando una forma de hacer que funcionen más rápido. Para más información visita nuestro artículo ¿Qué es un disco duro sólido o SSD?

Cómo elegir el Disco Duro SSD adecuado

Elegir el Disco Duro SSD adecuado para ti no es difícil, pero el proceso puede ser un poco abrumador con tantas marcas disponibles. En esta sección te mostraremos qué es lo que quieres buscar a la hora de elegir una unidad y le ofreceremos algunas recomendaciones que han funcionado bien para nosotros.

Todas las unidades SSD son rápidas y se sentirán como una gran actualización de un disco duro, pero cuando se gasta mucho más dinero en una unidad que proporciona menos almacenamiento, se desea que sea una de las mejores. Usted también quiere una pieza de hardware fiable, y ambos son bastante difíciles de calibrar si tiene poca experiencia con la tecnología. Aquí están las cualidades que debes buscar en una unidad SSD:

Velocidad de lectura y escritura: Las velocidades máximas de lectura son alrededor de 400MB/segundo, y las velocidades máximas de escritura son alrededor de 300MB/segundo (nota: eso es megabytes por segundo). Estos números no tienen que ser exactos. Un poco más rápido o más lento no hará una diferencia significativa.

Velocidad real: Por lo general, los fabricantes de SSD no ofrecen velocidades de lectura y escritura del mundo real, ya que se garantiza que son más lentas que las máximas. Ver estos datos a menudo puede ser desalentador porque las tarifas del mundo real son un poco más bajas. Si los resultados de la prueba revelan velocidades de lectura y escritura de aproximadamente 2/3 del máximo (en las pruebas secuenciales y de bloques de 512KB), está listo para empezar. Si aplica esto a nuestras velocidades máximas anteriores, se obtendrán velocidades de lectura de unos 265MB/segundo y velocidades de escritura de unos 200MB/segundo. Si desea averiguar si una unidad SSD más cara vale la pena, sus velocidades de prueba en el mundo real serán superiores a 2/3 de sus capacidades máximas notificadas.

Memoria flash NAND de célula multinivel (MLC): Cuando compre un disco duro SSD, se encontrará con dos tipos de memoria: de célula multinivel (MLC) y de célula de un nivel (SLC). La principal diferencia es que la memoria MLC puede almacenar más información en cada célula. La ventaja es que la producción es más barata, y el SLC es a menudo prohibitivo para el consumidor medio. La desventaja es una mayor tasa de error, pero una SSD con código de corrección de errores (lo discutiremos momentáneamente) puede ayudar a prevenir estos problemas.

Compatibilidad con SATA III: La mayoría de las unidades SSD utilizan la interfaz Serial ATA (SATA), pero no todas utilizan la última versión, lo que puede limitar el rendimiento de las unidades SSD. Esto se debe a que SATA I puede transferir datos a 1,5 Gbps, SATA II a 3,0 Gbps y SATA III a 6 Gbps. Para asegurarse de que su SSD tiene suficiente ancho de banda para transferir datos lo más rápido posible, desea que sea compatible con SATA III. También deberá asegurarse de que su ordenador también es compatible con SATA III. De lo contrario, las unidades compatibles con SATA III seguirán funcionando, ya que todas las versiones de SATA son compatibles con versiones anteriores. Tenga en cuenta que es posible que no obtenga el máximo rendimiento de su SSD si su equipo no es compatible con la especificación SATA más reciente.

Memoria ECC: La memoria de código de corrección de errores (ECC) hace lo que el nombre implica: le proporciona a su SSD la capacidad de detectar y corregir tipos comunes de corrupción de datos para que no termine con datos inutilizables en su unidad. Una SSD con memoria ECC es más fiable.

Buena reputación y fiabilidad: La fiabilidad es algo muy difícil de medir, pero hay algunos trucos que puedes emplear para tener una buena idea. Primero, busque una unidad SSD que haya sido fabricada por un fabricante que haya estado en el negocio por un tiempo (como OCZ y Crucial). La tecnología es bastante nueva, por lo que no querrá ir con cualquier compañía que recientemente haya decidido subirse al tren de los estados sólidos. Además, fíjese en la calificación que recibe cada SSD en las revisiones de compras en línea. Si tiene una clasificación de 3,5 sobre 5,0 o superior, esto suele indicar que se trata de una unidad fiable. Cuando las calificaciones son más bajas, es posible que desee buscar en otra parte. Incluso las empresas fiables hacen SSDs poco fiables a veces, por lo que hay que estar atento a las revisiones para evitar una mala compra.

Disco Duro ssd 250 GB
SSD and Laptop,solid state drive with sata 6 gb connection

¿Qué capacidad necesitas?

Capacidad de 128 GB: Manténgase alejado. Estas unidades de baja capacidad tienden a tener un rendimiento más lento, debido a su número mínimo de módulos de memoria. Además, después de poner Windows y un par de juegos en él, te quedarás sin espacio. Además, puede pasar al siguiente nivel por tan sólo $30 más.

Capacidad de 250 GB: Estas unidades son mucho más baratas que sus hermanos mayores, pero siguen siendo bastante estrechas, especialmente si utiliza la unidad para alojar su sistema operativo, un montón de juegos de PC y, posiblemente, una gran biblioteca multimedia. Si hay margen de maniobra en su presupuesto, se recomienda aumentar la capacidad de un nivel a una unidad de 500 GB.

Capacidad de 500 GB: Esta capacidad es elegida con mucha frecuencia por los usuarios que buscan una buena relación entre capacidad y precio.

Capacidad de 1 TB: A menos que tenga medios masivos o bibliotecas de juegos, una unidad de 1 TB debería darle suficiente espacio para su sistema operativo y programas principales, con suficiente espacio para futuras colecciones de medios y software.

Capacidad de 2 TB: Si trabaja con archivos multimedia de gran tamaño, o simplemente tiene una gran biblioteca de juegos a la que desea acceder rápidamente, una unidad de 2 TB podría valer la pena la gran prima que paga por ella.

Capacidad de 4 TB: Realmente tienes que necesitar tanto espacio en una SSD para derrochar en una de estas. Un SSD de 4 TB será bastante caro, más de 1.000 dólares, y no tendrá muchas opciones. Por el momento Samsung era la única compañía que ofrecía modelos de 4TB orientados al consumidor, tanto en la SSD 850 EVO como en los nuevos modelos SSD 860 EVO.

Si eres un usuario de escritorio o tienes un portátil para juegos con varias unidades, es mucho mejor que optes por un par de unidades SSD más pequeñas, que generalmente te ahorrarán cientos de dólares y al mismo tiempo ofrecerán aproximadamente el mismo espacio de almacenamiento y la misma velocidad. Hasta que los precios bajen y veamos más competencia, estas unidades serán relegadas a profesionales y entusiastas con bolsillos muy profundos.

Cómo instalar un disco duro SSD

La instalación de las unidades SSD será diferente según el equipo, por lo que le recomendamos encarecidamente que busque una guía para su modelo específico de equipo portátil o de escritorio. Normalmente es un proceso muy sencillo que cualquier persona puede realizar, nuestra recomendación es ir a Youtube y buscar un tutorial que te ayude hacerlo.

Video – Cómo instalar un disco duro SSD

Si tienes preguntas de visita nuestro articulo Cómo instalar un disco duro SSD en nuestra sección de NOVEDADES

Conclusiones

Las unidades SSD a largo plazo son el camino a seguir. En este artículo nos hemos centrado en los principales beneficios, sin embargo, hay algunas desventajas y, como se ha indicado anteriormente, es importante adaptar la SSD correcta a las tareas que se le exigirá realizar.

Si tuviera un ordenador portátil o de sobremesa y quisiera más velocidad, este es definitivamente uno de los primeros componentes que sugeriríamos actualizar. Lo mismo puede decirse al comprar equipos nuevos. Si tiene una SSD y la diferencia de precio frente a un modelo con un disco duro SATA es asequible, definitivamente no se arrepentirá.