Saltar al contenido

5 consejos efectivos para usar SSD y HDD juntos en un ordenador

SSD y HDD juntos en un ordenador

5 consejos efectivos para usar SSD y HDD juntos en un ordenador

Tanto la unidad de estado sólido (SSD) como la unidad de disco duro (HDD) tienen sus propias ventajas y desventajas. Si desea sacar el máximo provecho del uso de una SSD y una HDD juntas en un ordenador, aquí reunimos 5 consejos indispensables.

En los primeros tiempos, la unidad de disco duro (HDD) siempre fue la primera y principal opción cuando se trataba de almacenar datos. Sin embargo, con el desarrollo de la tecnología de almacenamiento de datos, aparecen cada vez más tipos de medios de almacenamiento, como la unidad flash USB, la unidad de estado sólido (SSD) y el disco duro híbrido, etc.

La velocidad de las SSD es indudable, por eso la mayoría de los usuarios la prefieren por encima de un disco duro tradicional. El problema es que las SSD con gran capacidad de almacenamiento son mucho más costosas que las HDD de la misma capacidad. Es por esa razón muchos optan por utilizar una SSD y una HDD juntas en el mismo ordenador.

Para ayudar a los usuarios a beneficiarse de este caso, aquí presentaremos 5 trucos efectivos.

1. Instalar el sistema y las aplicaciones en la SSD

En primer lugar, el SSD gana muchos elogios debido a su velocidad. Más específicamente, es mucho más rápido al leer datos de un SSD que un disco duro tradicional. Por lo tanto, es mejor colocar las cosas que a menudo se necesitan para leer en las SSD. Además, se sugiere instalar su sistema y las aplicaciones de uso frecuente en las SSD, para que su ordenador sea capaz de trabajar mucho más rápido.

2. Habilitar la función TRIM

Además, la principal razón por la que un SSD puede funcionar más rápido que un HDD es la función TRIM. Cuando se elimina un archivo, la función TRIM ordenará a la unidad que limpie a fondo el archivo de los sectores que ya no se necesitan. De esta forma, es más rápido que se escriban nuevos datos en la unidad. Por lo tanto, para sacar el máximo provecho de la SSD, debería activar la función TRIM en su PC.

3. Almacenar los archivos de datos en la unidad de disco duro

Un SSD sin espacio libre no podrá trabajar tan rápido como antes. Es porque las SSD sin suficiente espacio libre sufrirán una escritura repetitiva, dañando así los bloques en uso. Por lo tanto, es mejor que almacene los archivos de datos en la unidad de disco duro, como películas, música y otros archivos grandes.

4. Desfragmentar sólo la unidad de disco duro

En una unidad de disco duro (HDD), los datos se fragmentan y se almacenan en múltiples lugares. Por lo tanto, cuando se leen/escriben datos en el HDD, tomará mucho tiempo localizar el archivo. Para acelerar un HDD, puede desfragmentar la unidad. Desfragmentar un disco duro es capaz de acelerar la unidad y mejorar su rendimiento en gran medida. Sin embargo, nunca debe desfragmentar la SSD. Las SSD funcionan de forma diferente a las HDD. Desfragmentar no mejorará el rendimiento de las SSD. Acelerará la degradación de las SSD.

5. No haga copias de seguridad en la unidad interna

Por último, pero no por ello menos importante, no importa cuántas unidades de disco o qué tipo de unidades utilice en su PC, necesita hacer regularmente copias de seguridad de los datos para ellas. Las copias de seguridad desempeñarán un papel fundamental en la recuperación de datos. En este aspecto, lo que necesitas tener especialmente en cuenta es no hacer copias de seguridad de los datos en la unidad interna. De lo contrario, si se produce un desastre in situ, tanto los datos originales como las copias de seguridad se destruirán mientras tanto.

En conclusión

Utilizar un disco duro tradicional y una unidad SSD es una gran idea si lo que estas buscando es mejorar la velocidad de las aplicaciones y optimizar el espacio de tu ordenador.

También te pueden interesar